Untitled Document
 
>Guardar

Formato pdf

Formato word
Imprimir página

 

Inicio / Foros / E-mail
 
Comunicado 24/01/03


EL PP NOMBRA NUEVA DELEGADA GENERAL
DE EFE EN EL PAIS VASCO

En la misma semana en la que el Partido Popular decide postular a José María Aznar como último candidato en la lista para las Elecciones Municipales de Bilbao, el Gobierno, a través de la Dirección de la Agencia EFE, ha nombrado a la nueva delegada general de esta empresa pública en el País Vasco, en pleno periodo preelectoral.

Durante más de tres años, la representación sindical de EFE, y en especial la de Euskadi, ha insistido a la Dirección de la Agencia en la necesidad de nombrar un delegado general, pero la Empresa argumentó en repetidas ocasiones que no quería hacerlo con precipitación para buscar la persona idónea y no equivocarse dado lo delicado de la plaza.

Pues bien: la Dirección de EFE no ha elegido a ninguno de los casi mil trabajadores de la Empresa (tanto del País Vasco como de fuera de él) que han acreditado su profesionalidad desde hace muchos años, sino que ha nombrado a una persona contratada hace apenas seis meses, tras su despido fulminante de CNN+ y cuyo principal aval es su amistad con Jaime Mayor Oreja, cuyos problemas para saber en qué hora vive son de sobra conocidos.

Esta ofensiva del PP para "tomar" las llamadas, en otra época, por algunos "provincias traidoras" puede continuar con cambios significativos en las direcciones de otras empresas informativas públicas, como TVE y RNE, con nombramientos de personas de la "kantera popular" tras el naufragio de las tropas de desembarco enviadas directamente desde Génova en las últimas Elecciones Autonómicas.

La Agrupación de Periodistas de CCOO denuncia esta nueva utilización de las empresas públicas (que pagamos todos con nuestros impuestos) para intentar asegurar los intereses partidistas del PP, que hace y deshace a su antojo sin el más mínimo control del derecho de los ciudadanos a una información plural y objetiva.

Este tipo de actuaciones atropellan, además, la profesionalidad de los trabajadores de EFE, que ven cómo les pasa por encima cualquiera que tenga amistad con el poder, aunque haya sido la última persona en acceder a la lista de Bilbao.