Untitled Document
 
>Guardar

Formato pdf

Formato word
Imprimir página

 

 
Comunicado 23/10/03

La oposición le acusó de "triunfalismo absurdo" y de política de "tierra quemada"

GOZALO ANUNCIA EN EL CONGRESO NUEVAS PREJUBILACIONES Y UN PRESUPUESTO DE CONTINUIDAD Y AUSTERIDAD EN 2004, Y OCULTA QUE EL 20-N SE SUBASTA LA SEDE DE ESPRONCEDA 34

El presidente de Efe, Miguel Ángel Gozalo, compareció el pasado día 9 en el Congreso de los Diputados para anunciar unos presupuestos continuistas y austeros en 2004 (con un aumento de los ingresos del 5,7% y un incremento de los gastos de tan sólo el 0,6%) y desvelar un nuevo plan de prejubilaciones y bajas incentivadas que afectará a "una veintena de personas", será voluntario y "lo conoce ya la plantilla y lo conocen los sindicatos" (aunque CC.OO., mayoritario en Efe, todavía no).

"El año próximo, incluso este año, de acuerdo con la SEPI –y para ello contaríamos con presupuesto extraordinario–, podríamos intentar algún tipo de ERE voluntario, de bajas incentivadas", en virtud de la edad y "siempre de común acuerdo con la empresa", dijo.

Gozalo protagonizó ante su escaso auditorio -un diputado del PP y una diputada del PSOE- la más deslavazada comparecencia de sus siete años de gestión en la Agencia, sin ofrecer datos y con un discurso plano y salpicado de anécdotas surrealistas: se empeñó durante toda la comparecencia en llamar al diputado popular Alejandro Ballestero "Sr. Ballesteros", éste le tildaba de "Sr. Gonzalo" y el canal de televisión parlamentario presentaba al presidente de Efe con el rótulo de "M.A. Lozano".

Gozalo, que abrió su discurso reconociendo que "empiezo a llevar demasiado tiempo" en Efe, dijo que se han cumplido los grandes objetivos empresariales fijados para 2003 y que para 2004 se mantienen las grandes líneas de su gestión. Tras siete años y medio en el cargo prometiendo alcanzar el déficit cero, tuvo que reconocer ante los diputados que la Agencia soporta un endeudamiento de 2.280 millones de pesetas (pese a la venta de inmuebles), perderá 639 millones este año y no abandonará los números rojos al menos hasta 2005, "con un poquito de retraso", según dijo. Es decir, que, probablemente cuando Rajoy o Zapatero le den puerta en marzo de 2004, Gozalo dejará como herencia una Efe con pérdidas, con un 20% menos de plantilla y sin patrimonio inmobiliario.

En cuanto a lo del patrimonio, el presidente ocultó a los diputados que el próximo 20 de noviembre la SEPI procederá a subastar al mejor postor la sede de Espronceda 34 (el antiguo teatro, los estudios y oficinas anexas) en una gran velada que tendrá lugar en el Hotel Velázquez, de Madrid, y con un precio de salida inferior a los 500 millones de pesetas que Efe pagó cuando la adquirió hace 15 años (ver www.infoinvest.es). La Agencia Efe no verá un duro de lo recaudado porque el edificio es de la SEPI desde el año pasado, a pesar de que entonces hubo quien aseguró que el cambio de titularidad no tendría consecuencias porque el dueño seguiría siendo el Estado.

En materia de política de personal, Gozalo se vanaglorió de que en 1997 había una plantilla media de 1.177 personas y de que hoy en día haya bajado a 952. Para final de 2004 prevé una plantilla de 889 personas, sin explicar cómo se alcanzará esa cifra. Este descenso de un 20 por ciento de la plantilla ha permitido equilibrar las cuentas, según el presidente, así como "una mejora de la productividad" porque, de acuerdo con su expresión literal, "hacemos más cosas con menos gente". Ante las insistentes preguntas de la diputada socialista sobre la utilización de becarios para sustituir a los trabajadores de plantilla, se limitó a subrayar que "los becarios son el futuro de la Agencia".

Sí ofreció un dato relevante al afirmar que "podríamos intentar algún tipo de ERE voluntario", que afectaría a "una veintena de personas". Prometió que al margen de esta medida no habrá más recortes de personal en 2004, "fuera de la marcha normal de la empresa, donde hay altas y bajas", aunque la diputada socialista le recordó que lo mismo dijo el año pasado en el Congreso y luego despidió a 23 trabajadores.

Sobre esos despidos en Televisión, ejecutados el 4 de julio, reiteró Gozalo que el departamento de Explotación de TV era una "vieja y pesada herencia" de la salida de Telemadrid, que Explotación había perdido 1,2 millones de euros en 2002 y que no hacía otra cosa que perder clientes. Calificó de "desmedida" la huelga de los días 20 y 30 de junio, arremetió nuevamente contra CC.OO. por sus comunicados y se lamentó de tener que leer por la calle de Ríos Rosas cosas tremendas escritas en las aceras. La diputada Mercedes Gallizo le dijo que durante su mandato "se ha quebrado la paz social" en Efe, que los despedidos podían haber sido recolocados perfectamente en otras áreas de la empresa y que promueve "una política de tierra quemada en materia de recursos humanos".

La diputada socialista criticó duramente el desmantelamiento llevado a cabo en el departamento de Internacional, donde las delegaciones latinoamericanas han ido perdiendo peso y presencia. Gallizo exigió a Gozalo "cuidar la cualificación del personal en el exterior, sobre todo en América Latina", donde ha colocado "a personas de escasa cualificación al frente de delegaciones".

Frente a la afirmación de Gozalo de que Efe "es una empresa pública que aspira a la excelencia y se mueve en la transparencia", Gallizo contrapuso su sensación de que es "una agencia de noticias cada vez más gubernamental, con unos directivos obsesionados por servir las noticias que convienen al Gobierno y en la forma que le convienen".

La diputada, que calificó el discurso de Gozalo de "triunfalismo absurdo", puso en cuarentena las escasas cifras aportadas por el presidente, le recordó que si se ha reducido el endeudamiento es gracias a las ventas del patrimonio inmobiliario y lamentó que grandes clientes como el diario "As", en junio pasado, y el diario "Marca", desde el 1 de octubre, se hayan dado de baja del servicio gráfico. También le preguntó, sin obtener una respuesta clara, si es verdad que se habían dado de baja en los primeros cinco meses de este año 185 clientes del mercado nacional.

Gozalo, para quien "sin eficacia empresarial, los proyectos se desvanecen", se explayó comentando la creación del nuevo departamento de Multimedia -donde ha puesto al frente al mismo director que ha desmantelado Internacional: Emilio Crespo- y el nuevo Servicio Gráfico Internacional, que en los primeros meses de funcionamiento, según sus palabras, está dando mejores resultados de lo previsto y se están facturando ya 32.000 dólares al mes, aunque reconoció que al mismo tiempo se está ofreciendo en promoción, gratuitamente, a 542 clientes, sin indicar qué coste tiene eso.

El diputado popular Alejandro Ballestero tuvo una corta intervención en la que felicitó a Gozalo por los servicios prestados. "Usted ha cumplido", le dijo.

Madrid, 23 de octubre de 2003.